La enfermedad de Parkinson es una de las patologías que con más frecuencia se presenta dentro del gran capítulo de los movimientos anormales, que incluye los temblores, distonías, coreas, etc. La población más afectada son las personas de la tercera edad, pero estamos viendo que en la actualidad las personas jóvenes y productivas están padeciendo con mayor frecuencia esta enfermedad.

Se caracteriza por un enlentecimiento de todas las actividades motoras, como son: la marcha, expresión, voz, postura, los movimientos, el lenguaje y pensamiento. Se presenta de dos formas: por separado o simultáneas, que se podrían considerar como las manifestaciones cardinales o principales que son el temblor de acción y la rigidez.

Es una enfermedad incurable por su origen genético y hereditario; hay factores ambientales como la exposición a tóxicos que afectan al sistema nervioso y pueden precipitar la enfermedad o como algunas enfermedades que en el pasado afectaron a grandes comunidades, que al producir lesiones en estructuras importantes del cerebro, como secuela desarrollan la enfermedad de Parkinson.

Existen en el mundo y en Colombia una serie de medicamentos que controlan con éxito a la enfermedad, estas después que sean bien ordenadas por el especialista en Neurología o sobre todo que el paciente acepte su condición y se adhiera al tratamiento rigurosamente, se puede lograr un buen control de la enfermedad, una buena calidad de vida y seguir siendo productivo. En ocasiones estas terapias fracasan, entonces tenemos la alternativa quirúrgica que consiste en colocar a través de una intervención neuroquirúrgica un estimulador profundo en un área del cerebro que regula y controla estos movimientos. Este procedimiento quirúrgico no es curativo, pero si permite un mejor control de los síntomas que presenta el paciente y mejora la respuesta a los medicamentos que recibe, incluso en menor dosis.

Por: José Vargas Manotas, Neurólogo.

El Dr. Jose Vargas es neurólogo en La Misericordia Clínica Internacional, la primera en Barranquilla que pone al servicio de la comunidad esta alternativa de tratamiento para la cual cuenta con los mejores equipos de resonancia, tomografía, los quirófanos están dotados de la tecnología necesaria para realizar con éxito la intervención quirúrgica, además un equipo de especialistas en Neurología, Neurocirugía Funcional, Psicólogos, Fisioterapeutas y médicos de planta que realizan procedimientos de manera continua en la Región Caribe. La Misericordia Clínica Internacional es presidida por el neurocirujano Dr. Dieb Maloof Cusse.