Los hábitos saludables son, en gran parte, los que determinan que se tenga buena salud: dormir suficiente, comer saludable, mantenerse hidratado, hacer ejercicio, bañarse, protegerse del sol… El buen desarrollo de estos hábitos seguramente te ayudará a tener una vida más larga y más sana. Sigue estos consejos para tener una buena salud.

1. Comer frutas y verduras
Lo ideal es comer entre cinco y nueve porciones de frutas y vegetales al día. Un estudio realizado en la Universidad Harvard dice que esta cantidad suministra los antioxidantes y la fibra necesarios para reducir las enfermedades cardíacas y para mantener un peso sano (una porción equivale aproximadamente a la mitad de una fruta, o media taza de frutas, o media taza de vegetales).

2. Hacer ejercicio
Lo ideal sería 30 minutos de ejercicio cardiovascular (o más) 5 días o más a la semana. Los beneficios son enormes: corazón sano, peso adecuado, músculos tonificados, estar de muy buen humor… etc., etc…

3. Dormir suficiente
Entre 7 y 8 horas es lo recomendable. Estudios recientes indican que los que tienen problemas para dormir o duermen menos de 7 horas, están incrementando su riesgo de sufrir hipertensión, enfermedades cardíacas y hasta diabetes. Nuestro cuerpo necesita descansar y recargar sus energías para tener buena salud.

4. Mantenerse hidratado
Es importante tomar  líquidos con las comidas y cada vez que se sienta sed, y  beber más si se hace ejercicio o hace mucho calor. Los únicos que no pueden depender de la sed para beber agua son los niños pequeños y los ancianos porque en ellos el mecanismo de la sed no funciona bien y tienen que acordarse de beber. El cuerpo está hecho de agua y necesita de este líquido para funcionar. Otras fuentes de líquido son las frutas, la sopa, el té y los vegetales. Agua=buena salud.

5. Lavarse las manos
Idealmente con agua y jabón, usando el jabón mínimo durante 15 segundos. Varios estudios han demostrado que el lavarse las manos con agua y jabón elimina más del 90% de los microbios que causan infecciones y que pueden alterar la salud. Lávate las manos siempre después de ir al baño, al tocar a alguien que está enfermo, y al cocinar. Especialmente cuando se toca carne cruda y vegetales sin lavar.

6. Usar bloqueador solar
Diariamente. No importa que esté nublado. Proteger la piel de los rayos ultravioleta evitará lesiones en la piel, incluyendo cáncer. Lo ideal es un bloqueador de mínimo 15 de factor de protección.

El tener y mantener una buena salud depende en parte de nuestros hábitos. Es mejor prevenir que lamentar.

Patrocinado por:  La Misericordia Clinica Internacional y Dr. Dieb Maloof Cusse